TRATAMIENTO DEL CÓLICO DEL LACTANTE

TRATAMIENTO DEL CÓLICO DEL LACTANTE

El cólico del lactante es un cuadro de llanto prolongado, a veces inconsolable, que aparece desde la segunda semana de vida hasta el cuarto mes y que comienza sin causa aparente y dura al menos tres horas al día. Tiene una etiología diversa y una clínica muy variada.

Se estima que lo sufren tres de cada diez bebés.

El cuadro suele aparecer desde el atardecer hasta la madrugada o tras las comidas y suelen estar normales durante el día. Son bebés que tienen talla y peso normal (incluso más).

                       ¿Qué síntomas suelen presentar?
  • Cuadros de malestar y llanto intenso, que desaparece igual que aparece
  •  Irregularidad en las deposiciones
  •  Dificultad para gestionar los gases
  • Reflujo gastroesofágico
  • Patrón de movimiento extensor y movimientos bruscos (piernas sobre abdomen)
  •  Dificultad para descansar y dormir
  • Desarrollo de la conducta alimentaria inadecuada
  • Rasgos evidentes de dolor
  •  Suelen comer con ansiedad
  • En el momento del cuadro cólico, no se calman con el alimento, pero el resto del día comen con normalidad.

                   ¿Qué signos deben llamar nuestra atención?
  • Llanto constante (no está bien después de muchas horas de llanto)
  • Fiebre
  • Vómitos (a diferencia de las bocanadas, los vómitos suelen asociarse con dolor y mala cara)
  • Rechazo constante de alimento
Siempre, ante la mínima duda, se debe acudir a su pediatra para que valore el cuadro del bebé.

                     ¿Cómo se trabaja el cólico desde la fisioterapia?

Desde la fisioterapia trabajamos valorando el cólico con un cuestionario validado en la Universidad de Sevilla (CTS 305) ya que a día de hoy, no existen pruebas diagnósticas para los cólicos.
El objetivo es mejorar y normalizar las funciones del aparato digestivo (digestión, eliminación de gases y heces……).
Normalmente, hacen falta 2-3 sesiones, dependiendo de la gravedad del caso.
En las sesiones, se realiza previamente una historia clínica para conocer y valorar el conjunto de causas que puede estar ocasionando el cuadro cólico en el bebé (tipo de alimentación, agarre, succión, sueño, productos anticólico utilizados…). También se tiene en cuenta los rasgos anatómicos propios del bebé que a día de hoy se asocian con el cólico (inmadurez del sistema digestivo).
Las técnicas utilizadas se basan en la osteopatía visceral y craneal y están adaptadas para trabajar con los bebés (son suaves y no tienen ningún efecto secundario).
Además, se darán consejos a los padres para afrontar las crisis cólicas (posturas de calma) y, sobre todo, para prevenirlas).
Share by: